PlastiDip, como vimos en las anteriores publicaciones, nos brinda soluciones para la cocina, el auto y hasta para las herramientas de trabajo. Pero esta vez su función estará ligada a un nuevo campo: la náutica.

El verano se hace presente, las vacaciones llegaron y los viajes dejan de ser un sueño para convertirse en una realidad. Es por ello que para quienes que hacen uso, en su tiempo libre, de barcos, lanchas o motos de agua, traemos una solución que calmará más de un dolor de cabeza.

En este nuevo campo la aplicación de PlastiDip será simple y de gran ayuda. Al ser una pintura líquida que se forma en un material similar a la goma, se convierte en un aislante de la electricidad, la humedad y rayones, los máximos enemigos de los productos que se hacen presentes en la náutica.

Al utilizar el producto en la moto de agua, lancha y/o barco se conseguirá un aislamiento, que protegerá e impermeabilizará frente al agua. Además, le dará una protección frente a los golpes y ralladuras, lo hacen perfecto para aplicaciones en náutica.

La gama de colores es variada, por lo que se podrán hacer diferentes diseños. También permitirá, en el caso que se desee, quitar el PlastiDip para volver a la capa original. Que estará como nueva, ya que la pintura se adhiere en vez de pegarse.

Luego de aplicar el producto, recomendamos realizarle un mantenimiento con la cera Simoniz. Esta, es recomendable utilizar en el post lavado para lograr un brillo uniforme y una prolongación en la vida útil de la pintura. Por lo contrario, no recomendamos utilizar “siliconas” sobre la pintura, ya que al largo plazo puede dañarla.