¿Cuántas aplicaciones puede tener un producto?

Pues muchas, y aún más, cuando deja de ser un simple material para recubrir juguetes y empuñaduras y se convierte en algo indispensable para tener en el hogar. De la materia prima y producto exclusivo para fábricas y empresas, a la estantería de casa y el “Hágalo usted mismo”, ¡en un instante!.Home - 7
La famosísima frase de Arquímedes volvería a obtener presencia muchísimos años después: Robert Haasl, el presidente y fundador de lo que hoy conocemos como PlastiDip (antes, PlastiSol), allá por el año 1972, entendió que había mucho más por hacer con este recubrimiento. El “hágalo usted mismo” se reflejaba en este nuevo producto.paint-dipped-garden-pots-1 Cualquiera sea la superficie, podía ser intervenida sin precisar de
la ayuda de un experto. El número de consumidores e interesados en este nuevo producto se fue ampliando con el paso de los años: recubrir cables, impermeabilizar macetas, crear Home -4antideslizantes y proteger el suelo de las ralladuras de los muebles, intervenir un espacio por una situación en particular y luego volverlo a su estado original, ¡sin que nadie lo note!, personalizar el auto y tener las llantas más linda del mundo, ahora es mucho más fácil.

user-home¡PlastiDip se convirtió en la mejor opción para el hogar!

¡Además! Lugares emblemáticos a lo largo del mundo, descubrieron en esta plastidip-basket-lamps-260x160pintura la mejor opción, así fue, como el Golden Gate Bridge y otros puentes de Nueva Jersey, Pennsylvania y Minnesota, piscinas sofisticadas de Holiday Inn®, e incluso instalaciones de tratamiento de aguas residuales fueron intervenidos con productos procedentes, del recién nacido PlastiDip.