¿Alguna vez te preguntaste de dónde surge ese término? el famosísimo y discutido programa norteamericano fue uno de los primeros en contagiarnos de este fenómeno social: El Tuning.

imageAunque su origen es impreciso, algunos lo atribuyen a Europa, concretamente en Alemania, entre los años ´60 y ´70; otros, indican que comenzó a popularizarse en los Estados Unidos durante los años ´50. Lo cierto, es que sea cuál sea el origen, fue el término que se le dió a la tendencia de personalizar el vehículo, de manera tal, de que se vea único y que refleje un toque totalmente personal.

unnamed (2)

Hoy esta tendencia se expandió en todo el mundo. Los estilos más influyentes provienen de Estados Unidos y Japón, gracias al gran desarrollo del mercado de autopartes y accesorios. Además, existen una gran cantidad de concentración de fanáticos, prensa especializada y eventos que lo vuelven una moda y estilo de vida.

 

¿Vos, ya “tuneaste” tu auto, moto o la chata?

La primer pregunta que nos solemos hacer es ¿qué color vamos a utilizar?, es que aunque no parezca, esta es la decisión más importante.

Hay muchísimos factores que pueden, y deben influir en tu decisión, lo ideal es que el color, no sólo refleje tu personalidad, sino que también aumente la visibilidad (que todos quieran verlo) e incluso, oculte el polvo y la suciedad 😉

En vez de elegir el color de forma impulsiva seleccioná uno que se adapte a tus necesidades y preferencias.

 

Algunos consejos:

    1. – Hacé una lista de tus colores favoritos, siempre pensando en el auto, la moto o lo quieras tunear.

 

    1. – Tené en cuenta la tendencia de la marca y el modelo de lo que estás buscando intervenir.

 

    1. – ¡No todo es el color de la carrocería! Los efectos también se logran cuando pintás de un color diferente alguno de los accesorios del auto, pueden ser los espejos retrovisores, el interior, las baguetas, la parrilla, los alerones todo lo podés personalizar con Plasti Dip

 

    1. – Las llantas son un aspecto fundamental en el tuning. Son necesarios para darle el toque deportivo, elegante o agresivo que buscamos. Vienen en diferentes estilos y tamaños, y Plasti Dip es el producto ideal para personalizar el color de tus llantas para que combinen con el resto de tu auto.

 

    1. – ¿Qué aspecto querés lograr? Podés probar con colores sólidos, colores metálicos y colores perlados. Cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas. Por ejemplo, los sólidos a menudo pueden verse más simples y sobrios; los metálicos pueden ser un poco más divertidos y “alocados”; y por último, los colores perlados dan una profundidad que ni los sólidos ni los metálicos pueden igualar y además su efecto, logra ocultar las irregularidades.

 

    1. – Personalizá con un diseño ó jugá con los colores para que resalten mejor las características de lo que estás tuneando. Podés probar con un color clásico y otro que contraste ¡sacá lápiz y papel y hacé un boceto antes!

 

  1. – ¡Por último!, usá tu imaginación, lo mejor de tunear y personalizar, es la oportunidad de tener lo que querés. El resultado final debe ser algo que te haga sentir orgulloso, y obviamente, tiene que ser algo que te guste.