Del jardín a la pieza, de la cocina al living. PlastiDip se hace presente en toda la casa y esta vez no será la excepción. Para brindar una solución dándole color tanto al jardín como a cualquier lugar de la casa proponemos la aplicación sobre macetas, creando recipientes únicos para nuestras mejores plantas.

Las macetas son un producto que se produce en serie, lo que provoca que se produzcan pocos estilos en grandes cantidades. Grises, de barro, cuadradas y con formas de jarrón son las más conocidas, pero si ¿Las llenamos de color y las hacemos únicas?

Personalizar la maceta para que combine con el resto de los elementos de la casa, Verde como la planta, negra como el monitor de la computadora, plateada como los artefactos de luz o ¿Porque no? multicolor.

Para personalizar tu propio recipiente solamente debemos encintar las partes que no deseamos colorear y darle unas dos primeras capas de color blanco. Esto es para que el color final quede de forma uniforme por todo el elemento.

Una vez dadas las primeras manos de pintura, elegimos un color y comenzamos con la aplicación de otras 4 capas. Recordemos que entre mano y mano se debe esperar como mínimo 20 minutos para que la pintura consiga secar en su totalidad y nuestro trabajo quede perfecto.

Automáticamente que terminamos de utilizar el aerosol de PlastiDip, se deben quitar las cintas que se colocaron al principio para generar un corte perfecto. Un dato importante que nunca debemos olvidar es que cuando realizamos la aplicación del producto se debe mantener una distancia aproximada de 20 cm entre el bote de pintura y las macetas.